EXPERTOS AFIRMAN QUE ES EL MEJOR MOMENTO PARA ADQUIRIR UNA PROPIEDAD

El mercado inmobiliario coincide en que es el momento para adquirir una propiedad y para refinanciar  la deuda de créditos hipotecarios de inmuebles que no se hayan pagado cuotas por más de 10 años, dada la tasa promedio de 2,90%, la más baja en mucho tiempo.

Por eso que Carlos Méndez, director de la Escuela de Ingeniería Comercial de Universidad de Las Américas (Udla), indicó que las tasas de hoy son bastante atractivas , lo que hace que sea un muy buen momento para adquirir una vivienda o refinanciar un crédito hipotecario ya existente. Esto último no se puede pasar por alto porque es una gran oportunidad para las personas que tienen tasas bastante más altas. Lo puede hacer con la misma institución donde tenga el crédito o con otra que le ofrezca condiciones más convenientes ya que las tasas de créditos hipotecarios están bajas y es más, son las más bajas de los últimos 10 años, lo que se traduce en que quien compra hoy puede acceder a los dividendos en UF más bajos de la década. «En otras palabras, si hace 5 años uno compraba una propiedad de 3.000 UF y pagaba un dividendo de 20 UF, hoy, bajo las mismas condiciones pagaría un dividendo de 5%a 6% mas bajo»(estimativo).

Por otra parte, señaló que hay muchas zonas que están teniendo una plusvalía importante,  producto de las inversiones planificadas para mejorar el sistema de transportes: varías líneas de metro, nuevas líneas de buses, ciclovías, entre otras.

Por lo anterior, en dichos sectores se están levantando muchos proyectos inmobiliarios, los cuales prometen ser una excelente inversión.

RESTRICCIONES

Respecto a las restricciones de crédito, la mayoría de los bancos solo entregan el 80%, y para el «pie» del 20% , hay opciones, ya que  las tasas de los créditos de consumo también están bajas y caerán un poco más, así es que puede pedir un crédito de consumo a un plazo largo, por ejemplo, de ocho años,

Otra restricción es  la antigüedad laboral y  la renta, la calidad del empleador y tener buenos antecedentes comerciales.
Como recomendación, lo primero es evaluar la capacidad de endeudamiento y luego, en función de esa información, buscar propiedades que se ajusten con la realidad crediticia.
Respecto a esto, los bancos no son la única opción, pues de acuerdo a lo planteado por Carlos Méndez también están las compañías de seguro a través de sus mutuarias y, en menor medida, con las cajas de compensación y las cooperativas de ahorro y crédito. «Estas dos últimas pueden ser más convenientes para montos más pequeños y, por ejemplo, con subsidio; algunas financian hasta un 90%.

Es importante mencionar que  las tasas de crédito hipotecario que ofrecen las mutuarias son normalmente más altas que la de los bancos, pero ofrecen seguros asociados a un valor más bajo, lo que influye directamente en el monto del dividendo. Otra ventaja de las mutuarias es que la deuda adquirida no queda en línea para ser consultada por bancos, lo cual permite bajar la carga financiera a la hora de solicitar nuevos créditos en el futuro.

Este fuerte impulso que ha dado el Banco Central con la fuerte rebaja de su tasa de política monetaria, busca impulsar la inversión y dinamizar, sobre todo, a algunos sectores económicos como el inmobiliario y, en una medida algo inferior, el de consumo. El empleo debería mantenerse estable y las grandes y pequeñas empresas tendrán acceso a un costo financiero menor.

TODO APUNTA A LA REACTIVACIÓN DE LA ECONOMÍA

La rebaja de tasas, junto con la política del gobierno de impulsar un plan de obras públicas, tiene como principal motivo reactivar la economía. Al rebajar las tasas empuja a que los actores bajen los costos de consumo y de otro tipo de productos financieros y que el ciudadano de a pie se endeude por un valor mucho más barato.

«Las personas que tienen inversiones o plata ahorrada sus rentabilidades son cada vez más bajas, lo que impulsa a que consuman o inviertan y así se reactiva la economía y aumenta el empleo,  la baja en las tasas de interés tiene un impacto transversal que genera un mayor dinamismo en la economía. Las personas y las empresas van a poder acceder a créditos más baratos, por lo tanto, las empresas van a tener un menor costo de su inversión, lo que genera mayor generación de empleos y dinamismo para la economía.